Inicio / SALUD / Alimentación balanceada logra adultos sanos: SSO

Alimentación balanceada logra adultos sanos: SSO

 

Alimentación balanceada
Hábitos saludables como comer frutas y verduras, tomar agua y realizar 60 minutos de actividad física ayudan al buen desarrollo.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut), la prevalencia de sobrepeso y obesidad en adolescentes de 12 a 19 años en la entidad pasó del 24.9 por ciento en el 2006 al 26.7 en el 2012. Así lo informó el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Germán Tenorio Vasconcelos.

Con base en las estadísticas, dijo, del grupo de edad mencionado el 61.9 por ciento admitió no haber realizado actividad alguna de tipo competitivo durante los 12 meses antes de la última edición del estudio. Por ello urgió a padres de familia a combatir este problema de salud pública causados por consumir más comida de la que el organismo necesita, la ingesta de alimentos con mucha grasa, sal y azúcar (frituras, galletas, pastelitos, botanas, bebidas azucaradas), y el sedentarismo (pasar demasiadas horas viendo televisión, jugando videojuegos o en la computadora).

Aseguró que lo más grave de la obesidad es que aumenta las posibilidades de sufrir diabetes (el exceso de azúcar hará que el corazón, páncreas, ojos y riñones funcionen mal), e hipertensión arterial (el corazón se esforzará más e incrementará la presión para bombear la sangre, lo que puede dañar los vasos sanguíneos).

Asimismo, enfermedades cardiovasculares (las grasas pueden causar que las venas y arterias se tapen porque se acumulan en la sangre) y otras consecuencias como: asma, problemas con los huesos y articulaciones, alteraciones en el sueño, desánimo, cansancio y dificultad para practicar deportes.

Insistió en que crear hábitos saludables como: comer verduras, frutas, cereales integrales, tomar ocho vasos de agua pura al día y realizar 60 minutos de actividad física, ayudarán al crecimiento y desarrollo con la energía necesaria para cumplir correctamente las actividades diarias.

Explicó que durante la infancia y adolescencia los micronutrimentos son necesarios para proteger de enfermedades, entre los que destacó las vitaminas A, B, C y ácido fólico, así como los minerales: hierro, yodo, calcio y zinc.

Finalmente reiteró que la salud es una responsabilidad compartida por lo que urgió a responsables de familia poner especial atención en la alimentación de los más jóvenes y acudir a la unidad médica en caso de cualquier síntoma de enfermedad.

Estrategias de prevención

Antes del nacimiento.- Prevenir una nutrición materna inadecuada, deficiente o excesiva y el bajo peso al nacimiento.

En la Infancia.- Promover una lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y recibir una alimentación complementaria  adecuada a partir de los seis meses de edad.

Promover actividad física y los hábitos alimentarios correctos

Los padres o responsables deben reconocer que la obesidad es una enfermedad que debe prevenirse y tratarse.

En la Adolescencia.- Promover actividad física y evitar el sedentarismo

Promover hábitos alimentarios adecuados especialmente en el consumo de verduras y frutas.

Prevenir el tabaquismo y el consumo de alcohol

Mejorar el entorno familiar

Establecer horarios de comida

No saltarse ningún tiempo de comida.

No ver televisión durante las comidas

Revisar tambien

El IMSS ofrece tratamiento a adolescentes por trastornos en el ciclo menstrual

En promedio, las jóvenes presentan su primer periodo menstrual entre los 11 y los 13 ...