Inicio / SALUD / ¿Cansancio? Puede ser síntoma de parasitosis intestinal

¿Cansancio? Puede ser síntoma de parasitosis intestinal

Dolor abdominalAfecciones que van desde el dolor abdominal, diarrea, cansancio inexplicable y hasta llegar a la neumonía son algunos de los daños causados por parásitos como, amibas, áscaris lumbricoide y taenia, que afectan  especialmente a niños dada su propensión a jugar con la tierra, llevarse objetos a la boca y no lavarse las manos antes de comer.

La parasitosis intestinal es un padecimiento producido por un grupo de organismos que viven a expensas de los seres humanos, alojándose en el aparato digestivo y compitiendo por el consumo de las sustancias alimenticias. Los parásitos se alimentan de la comida que ingieren las personas o de su sangre, lo que propicia desnutrición, anemia y debilidad en general.

El médico Wenceslao Armando Velasco Pérez, Coordinador de Prevención y Atención a la Salud del IMSS, explica que el cansancio es una respuesta normal a un esfuerzo físico, al estrés emocional, a la inactividad o a la falta de sueño. Sin embargo, asegura que también puede ser un síntoma de algún trastorno psicológico o fisiológico.

Por lo que debe ser atendido por un especialista, ya que cuando el agotamiento se acompaña de otros síntomas existe una alta probabilidad de que se trate de alguna enfermedad. Normalmente se asocia con hipotiroidismo, depresión y estrés, pero pocas veces se le relaciona con una causa tan común como la parasitosis intestinal ocasionada por la presencia de amibas, lombrices y otros bichos que se alojan en los intestinos.

De acuerdo con el médico Wenceslao, uno de los principales síntomas indirectos en los adultos, que debe despertar la sospecha acerca de la posibilidad de padecer parasitosis en el tracto digestivo, es la falta de capacidad para concentrarse en las actividades diarias o en el trabajo, dando como resultado un bajo rendimiento laboral y en actividades cotidianas, lo cual se explica por la anemia y desnutrición que provocan los parásitos.

Por ello, el médico exhorta a la población a desparasitarse por lo menos dos veces al año, aun cuando no haya síntomas.

Entre las medidas preventivas para evitar el contagio son: mediante un lavado responsable de manos antes y después de ir al baño, lavar y desinfectar correctamente los alimentos, así como desparasitar a todos los miembros de la familia, incluidas las mascotas.

Cabe destacar que en las clínicas del IMSS se hacen exámenes parasitólogos para diagnosticar y dar el tratamiento adecuado a los derechohabientes, por lo que insistió en que se debe acudir a su médico ante los primeros síntomas.

Revisar tambien

Descongelar los alimentos en la heladera y otras 5 claves para aprovechar los nutrientes de la comida congelada

Se cree que elegir los comestibles frescos es certeza de mejor calidad, sabor y textura. ...