Inicio / CIUDAD / Celebran católicos oaxaqueños “Día de la Samaritana”

Celebran católicos oaxaqueños “Día de la Samaritana”

Samaritana2015-OaxacaPor: Oscar GARCÍA RAYMUNDO

Como cada año, católicos oaxaqueños celebraron el Día de la Samaritana, en donde en los atrios de las iglesias de la ciudad y de diferentes negocios, obsequiaron aguas frescas a las personas que llegaron a estos lugares.

Haciendo alusión al pasaje bíblico en donde la Samaritana  ofreció  agua a Cristo, este viernes  feligreses católicos de Oaxaca salieron a los atrios de las iglesias a preparar aguas de  diferentes sabores para regalar a las personas que visitaban los templos.

Se podían observas mesas adornadas con flores de bugambilias, ollas de barro. Las mujeres quienes ofrecían sus aguas para continuar con la tradición; vestidas algunas de ellas  con  trajes de chinas Oaxaqueñas o  vestimentas  típicas  de las ocho regiones del estado.

En el Andador Turístico de la ciudad se colocaron decenas de mesas con ollas, jarras o vitroleros con aguas de sabor de horchata, limón, chilacayota, tuna, las más tradicionales de Oaxaca,  para conmemorar esta fecha dentro de la  temporada de Cuaresma, en el cuarto viernes.

En la iglesia de la Sangre de Cristo, ubicada en el centro de la ciudad, cientos de personas se dieron cita para degustar los las ricas aguas que prepararon una decena de mujeres, desde muy temprano prepararon las ollas que simulan un pozo o las Samaritana-Oaxollas forradas con papel con figuras de ladrillos.

EL Párroco de la iglesia Lorenzo Fanelli, momentos antes de dar la bendición a las aguas, explico que “el Día de la Samaritana es una muestra para compartir algo tan valioso  como es el agua, pero con el toque tradicional de Oaxaca que significa regalarla para buscar la paz, tanto para el que la obsequia como para el que la bebe”.

Oaxaca es el único estado de la República Mexicana en donde se realiza esta tradición, en donde turistas nacionales como extranjeros quedan asombrados de cómo el Día de la Samaritana se convierte en una fiesta para los Oaxaqueños:

“La verdad estoy feliz, no lo puedo creer que se junte tanta gente para disfrutar de las aguas, la verdad estoy súper impactada”, señalo Gabriela Urrutia, turista de Chile.

Fue a finales del siglo XIX cuando inició esta celebración, pero no se sabe con certeza en qué iglesia, de ahí empezó a reproducirse este pasaje bíblico que cada año crece con su celebración.

Desde temprano, en las instituciones públicas, mercados y calles de la ciudad, colocan también puestos   para todos aquellos que soliciten un agua.

Revisar tambien

Ayuntamiento impulsa la autosuficiencia alimentaria

    Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- Generando estrategias y programas que permitan la autosuficiencia económica ...