Inicio / TECNOLOGÍA / ¿Cómo será la diversión después del coronavirus?

¿Cómo será la diversión después del coronavirus?

Fortalecer la migración de servicios, productos y proyectos artísticos y culturales a lo digital será la clave para lograr que la nueva dinámica de consumo sea rentable para todos

El Informador/La industria del entretenimiento es por mucho una de las más afectadas ante la suspensión de eventos presenciales y masivos por la contingencia sanitaria ocasionada por la pandemia del COVID-19, y aunque las plataformas digitales se han posicionado desde hace años como una opción para generar más mercados y/o audiencias, los retos que se avecinan podrán a prueba el ingenio y su capacidad de rentabilidad y subsistencia.

Violeta Corona Cabrera, profesora de la carrera de Administración y Mercadotecnia de la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Universidad Panamericana, puntualiza que fortalecer la migración de servicios, productos y proyectos artísticos y culturales a lo digital será la clave para lograr que la nueva dinámica de convivencia y consumo sea rentable para todos.

La académica y asesora resalta que el crecimiento o adaptación a plataformas netamente digitales se visualizaba en cuatro años, sin embargo, ante la crisis sanitaria y el confinamiento social, esta evolución se dio en tan solo en cuatro meses, lo que ha demostrado cuáles empresas han sido capaces de adaptarse al instante al estar ya explorando estos formatos previamente, pero también ha dejado en desequilibrio a aquellas empresas o proyectos que estaban completamente distantes de las herramientas tecnológicas.

“Es el momento en el que los usuarios están más conectados en línea, pasan mayor tiempo en pantalla, por eso es más difícil captar su atención y ofrecer contenido que sea importante para ellos. Tenemos que entender cuál es la realidad de los usuarios para que a partir de esto generar engagement como marca con este tipo de consumidores”.

Como ejemplo expone el caso de Netflix, la plataforma de streaming más popular que para 2020 esperaba aumentar su bolsa de usuarios a un estimado de cinco millones, sin embargo, ante la búsqueda de opciones de entretenimiento para el aislamiento en casa, sus suscriptores se triplicaron al sumar 15 millones a nivel global en el primer cuatrimestre del año.

Violeta Corona explica que el principal reto se presenta para las empresas o proyectos que no han apostado por el asesoramiento y desarrollo de campañas, servicios o atención al cliente a través de las plataformas digitales y redes sociales, además, el esfuerzo también se verá en aquellas actividades que son presenciales y masivas como pueden ser los conciertos y obras de teatro, por ejemplo.

La especialista puntualiza que regresar a la normalidad, en el caso del consumo de servicios de entretenimiento, no será posible como se conocía, y aunque aún no hay fechas ni siquiera estimadas de cuándo podrían reactivarse las actividades, lo cierto es que las empresas y proyectos, sin importar su trayectoria, tamaño o prestigio, están enfocando sus prioridades y recursos en atraer a su público de base y nuevas audiencias mediante las pantallas y dispositivos inteligentes disponibles desde casa.

Los retos de la industria del entretenimiento

¿Contenido pagado o gratuito?

“Será un gran reto para quienes están ofreciendo contenido gratuito, por ejemplo, todo lo que tiene que ver con e-learning, con clases o contenidos a los que puedes acceder para mejorar alguna habilidad o actividad, y después es complicarlo, llevarlo a que tenga algún costo. Los retos serán ofrecer mayor valor, hacerle entender al cliente qué es lo que te hace diferente a una clase o consumo presencial que ahora es en línea, porque la experiencia es muy distinta”.

Sin distinciones

“No podemos pensar en los consumidores por generaciones. Tenemos que encontrar cuáles son esas similitudes de mis usuarios para generar estrategias que me sirvan para esos diferentes perfiles pero como un consumidor a nivel mundial. No puedo pensar en el consumidor de un lugar en específico, de su nivel socioeconómico o sus edades, porque ya no es así. Tengo que entender cuáles son sus principales motivadores que los llevan a consumir tanto productos como servicios digitales”.

Los nuevos masivos

“Para los conciertos y teatro representa un reto inmenso, son espacios creados para una experiencia presencial, ahora no se puede ofrecer así, pero tienen que buscar la manera de evolución y adaptar su oferta a un mercado que cambió. Lo que han hecho algunos recintos como el MET Opera de Nueva York, si bien han ofrecido conciertos gratuitos, han promovido algunos para que haya una recaudación de fondos que ayuden a sostener este tipo de lugares”.

Toma de decisiones

“Lo primero que tenemos que hacer es partir del tipo de audiencia que buscamos en todo lo que tiene que ver con una estrategia comercial. Identificar quién es mi mercado meta o audiencia, cuáles son sus características”.

Revisar tambien

Televisa incursiona en la telefonía móvil

La empresa usará la Red Compartida para brindar el servicio, de manera que por el ...