Inicio / OPINIÓN / Editorial

Editorial

Casualidades

El enigmático doctor José Manuel Mireles dejó de ser el líder de autodefensas consentido de las autoridades.   Mireles pasó de consentido a presunto responsable de diversos delitos.  Casualmente, un día antes del anuncio sobre la investigación en su contra, Mireles fue desconocido como vocero de los autofedensas de Michoacán.

En este espacio hemos sido sumamente críticos con la actuación de quien aparecía como el líder más visible de estos grupos paramilitares, José Manuel Mireles. En varias entregas cuestionamos el hecho de que en muy poco tiempo, Mireles llegó a dirigir una suerte de ejército privado –así lo calificamos—  muy bien armado y muy bien organizado.Señalamos el hecho de que hace algunos años, Mireles estuvo sometido a proceso penal por narcotráfico.

Y sostuvimos que Mireles tenía que aclarar de dónde sacó la avioneta en la que se accidentó el pasado 4 de enero cuando regresaba a Tepalcatepec de una visita relámpago a la ciudad de Guadalajara. Días después del accidente, Mireles declaró a CNN que fue a Guadalajara a “una reunión muy importante” en la que pidió “apoyo para el movimiento”.Reiteramos la pregunta que hemos hecho varias veces: ¿Con quién se reunió Mireles ese 4 de enero en Guadalajara?

En esa ciudad opera el Cártel de Jalisco o Nueva Generación, que desde hace años le disputa el control de la región de Tierra Caliente, en Michoacán, al cártel de Los Caballeros Templarios. De acuerdo con diversas declaraciones del procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, el Cártel de Jalisco ha entregado armas a varios grupos de autodefensas de Michoacán.

¿Es Mireles el eslabón perdido en esta cadena que vincula al Cártel de Jalisco con los grupos autodefensa que han recuperado la región de Tierra Caliente?Tras diversos análisis, en este espacio deslizamos la posibilidad de que el general colombiano Óscar Naranjo haya estado detrás del surgimiento de grupos de autodefensa, como los que fueron habilitados en su país para eliminar al narcotraficante Pablo Escobar Gaviria.

Las similitudes del modelo colombiano con el michoacano son impresionantes. El general Naranjo se fue de nuestro país sin hacer aclaraciones. Es difícil que lo haga, pues ahora trabaja de tiempo completo para el presidente, pero de su país.

Pero el enigmático doctor Mireles sigue aquí. Quizá él nos diga un día de éstos quién armó a los autodefensas.

Hablar de desigualdad

¿Cuál es el problema: desigualdad de ingresos o pobreza, es decir, incapacidad para, por medio de un trabajo productivo, generar ingreso suficiente? Esta pregunta, en torno a la cual han girado los últimos Pesos y Contrapesos, viene a cuento por el más reciente libro del socialista francés Thomas Pikkety, El capital en el siglo XXI, en el cual vuelve a su tema favorito, la desigualdad de ingresos, en la cual encuentra un grave problema que hay que solucionar, solución que obviamente parte de la redistribución del ingreso (el gobierno quitándole a A, vía el cobro de impuestos, lo que es de A, para darle a B, vía el gasto gubernamental, sobre todo el llamado gasto social, lo que no es de B), todo lo cual daría como resultado un menor gasto de los particulares y un mayor gasto del gobierno.

En concreto Pikkety propone, uno, un impuesto de hasta el 85 por ciento al ingreso de los ricos y, dos, un gasto gubernamental de hasta 66 por ciento del PIB, lo cual es, en el caso del impuesto, injusto y, en el caso del gasto del gobierno, ineficaz.

Revisar tambien

Asentamientos populares o informales

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Andrea Liliana Gonzalez ¿Alguna vez te haz preguntado en dónde vive la ...