Inicio / OPINIÓN / El país en sitio

El país en sitio

Opinión-colorEditorial

Fuerte y claro resonó en el país la advertencia del secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos: “rompamos con el sitio de la desunión, la intolerancia, la corrupción, la impunidad, la ilegalidad, la irresponsabilidad”. Lo dicho el pasado sábado, en Morelos, trascendió el ámbito del discurso meramente institucional, a un llamado enérgico a cerrar filas ciudadanos y autoridades.

El incontenible incremento de la inseguridad en el país y lo sucedido en Jalisco no  admite tregua. Sun Tzu, en El Arte de la Guerra, señala: “La guerra es de vital importancia para el Estado; es el dominio de la vida o de la muerte, el camino hacia la supervivencia o la pérdida del Imperio: es forzoso manejarla bien”.

Por ello, el general Cienfuegos, al conmemorar el 203 aniversario del rompimiento del sitio de Cuautla, aprovechó la oportunidad para convocar a un pacto nacional que comprometa a todos en esta guerra irregular que libran militares, marinos y policías. Un ¡basta¡ a la complicidad que cuesta vidas y siembra terror en todo el país.

La advertencia del militar colocó de nuevo en la discusión el rol que juegan en el combate a la delincuencia organizada. Las Fuerzas Armadas han manifestado, en diversas ocasiones, su descontento porque no se reconoce su trabajo, y muchas veces las autoridades estatales y municipales no están al nivel del problema y no cooperan.

Además de que aún está pendiente la creación de una legislación que regule las tareas de la Sedena y la Semar en las nuevas actividades en que los han involucrado. Como lo anticipó Cienfuegos a Crónica, el año pasado, cuando se pronunció por  una Ley de Seguridad Interior y una Ley de Defensa Nacional que “implique la reglamentación del artículo 89 de la Constitución, en su fracción VI”, donde quede claro qué es lo que pueden hacer y lo que no deben hacer las fuerzas armadas.

Su compromiso no está a discusión. En privado, el mismo sábado, Cienfuegos reiteró: “vamos a poner en paz al país (…), vamos a poner en la cárcel a todos los criminales”. Sin duda así será, pero las Fuerzas  Armadas han dejado en claro también que el juego político estropea las estrategias, de ahí el exhorto del general: “Atrevámonos a romper los sitios actuales que impidan el desarrollo de México, atrevámonos a romper los cercos como negativos paradigmas que obstaculizan el progreso”, dijo.

El eco de sus palabras llegó a diversos estados, donde la situación es de código rojo y sus gobernantes poco o nada hacen, delegan su responsabilidad de garantizar seguridad y paz social en soldados, marinos y Policía Federal. El arranque de la batalla por  recuperar Jalisco dejó 7 muertos: 6 militares y un policía de la fiscalía estatal. ¿Hasta cuándo la inacción?

A diferencia de otras épocas, el secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, y el almirante Vidal Francisco Soberón trabajan de manera coordinada, de modo que no hay excusa para ignorar la advertencia, México atraviesa por un momento de transformación en condiciones adversas; es necesaria la unidad y dejar de lado la intolerancia y la apatía.

Romper con la corrupción, la impunidad, la ilegalidad y la irresponsabilidad implica crear un frente común sólido entre el gobierno, la sociedad y las fuerzas armadas para combatir al crimen organizado que opera en el país.  Es nuestra oportunidad, convendría recordarlo ahora, que es tiempo de elegir en las urnas.

Revisar tambien

Asentamientos populares o informales

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Andrea Liliana Gonzalez ¿Alguna vez te haz preguntado en dónde vive la ...