Inicio / EL MUNDO / Irán ataca drones de EU y Trump asegura que “fue un gran error”

Irán ataca drones de EU y Trump asegura que “fue un gran error”

Newsweek/La destrucción de un avión no tripulado estadounidense sobre el estrecho de Ormuz es la última escalada en el enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán, que ha aumentado los temores de una guerra nueva y costosa en el Medio Oriente.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán dijo el jueves que el avión no tripulado fue derribado cerca del distrito Kouhmobarak al norte del Estrecho de Ormuz, aunque EE. UU. Ha dicho que el avión estaba en el espacio aéreo internacional cuando fue atacado. El Pentágono ahora ha aclarado que el UAV era un avión no tripulado de vigilancia RQ-4A Global Hawk. Fue destruido por un misil tierra-aire.

El derribo fue precedido por varios bombardeos de embarcaciones comerciales en el Golfo Pérsico y ataques con cohetes en instalaciones vinculadas a Estados Unidos en Irak por presuntos representantes iraníes. Los funcionarios estadounidenses han culpado a Irán, citando los incidentes como evidencia de que Teherán es un poder agresivo y terrorista que debe ser confrontado por la comunidad internacional.

El incidente del jueves es posiblemente el más serio hasta ahora. Sin duda, es el desafío más directo para las fuerzas estadounidenses en la región desde que el presidente Donald Trump se retiró del Plan de Acción Integral Conjunto, conocido coloquialmente como el acuerdo nuclear de Irán, en mayo de 2018.

El capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central de los Estados Unidos, confirmó el jueves que el Global Hawk fue derribado por un misil iraní aproximadamente a las 11:35 pm GMT del miércoles. “Los informes iraníes de que el avión estaba sobre Irán son falsos”, dijo Urban en un comunicado. “Este fue un ataque no provocado contra un activo de vigilancia estadounidense en el espacio aéreo internacional”.

Tanto Estados Unidos como Irán han dicho que no quieren una guerra. De hecho, Trump minimizó la seriedad de los presuntos ataques iraníes en público y, según se informa, favorece una solución diplomática, aunque los asesores principales como el Asesor de Seguridad Nacional John Bolton y el Secretario de Estado Mike Pompeo han sido más optimistas.

Hasta ahora, ambos lados han sido relativamente restringidos. Los presuntos ataques iraníes han sido no fatales y localizados, mientras que las respuestas estadounidenses se han limitado a la retórica agresiva y los despliegues limitados de tropas a la región. Pero, como advirtió el ministro de Relaciones Exteriores chino esta semana, solo un error de cálculo podría fácilmente dar paso al caos.

Lina Khatib, jefa del programa de Medio Oriente y África del Norte en el centro de estudios británico Chatham House, dijo que Washington y Teherán están utilizando “una serie de escaladas a pequeña escala” para transmitir mensajes diplomáticos. “Ninguno de los dos, al menos hasta ahora, parece querer cruzar esa línea que conduciría a una confrontación total”, dijo a Newsweek.

“A pesar de la reciente serie de escaladas que hemos visto, todavía no estamos al borde de la guerra entre Estados Unidos e Irán”, agregó Khatib.

El enfrentamiento actual se ha caracterizado más por la postura que la agresión real. Khatib comparó la crisis con el inicio de una pelea de gallos, con “dos pájaros en reposo agitando sus plumas y mostrando su potencial vicioso al otro, en lugar de una batalla real”.

Ambas partes ven esto como una forma de fortalecer su mano en posibles negociaciones futuras. “Ambos quieren comenzar en una posición de fuerza frente al otro”, explicó Khatib.

Pero una diplomacia tan alta conlleva riesgos. “Siempre existe el riesgo de que una acción medida se salga de control, se salga de control, pueden ocurrir accidentes”, advirtió Khatib. “Y si tales cosas ocurrieran, por supuesto, esto podría arrastrar a ambos lados a un conflicto candente”.

No obstante, Khatib agregó: “Dudo mucho que veamos alguna acción de los Estados Unidos contra el propio Irán. Lo que es más probable es que veamos una mayor actividad entre los aliados y representantes de Estados Unidos e Irán en lugares como el Golfo, O incluso en Siria “.

Alexander Sehmer, de la consultora de seguridad y geopolítica Falanx Assynt, está de acuerdo. Le dijo a Newsweek que es “improbable” que Estados Unidos “tome represalias directamente ante el derribo del avión no tripulado”. Sin embargo, la administración de Trump puede elegir otras vías de ataque.

La Casa Blanca puede explorar “despliegues de tropas o nuevas sanciones sobre las entidades del CGRI, pero también consolidando el apoyo internacional contra Irán como un actor internacional peligroso”, explicó Sehmer.

 

Revisar tambien

Irán alerta que ataque en su contra significaría “una guerra total”

El ministro iraní de Exteriores reacciona en medio de una escalada de la tensión con ...