Inicio / CULTURA / Las ‘Cartas de relación’, a debate

Las ‘Cartas de relación’, a debate

Durante muchos años ha existido un equívoco en la historiografía mexicana de la Conquista: tomar literalmente las Cartas de relación escritas por Hernán Cortés y enviadas al rey Carlos V entre 1519 y 1524, señalaron ayer historiadores mexicanos

EFE/CIUDAD DE MÉXICO.-Durante muchos años ha existido un equívoco en la historiografía mexicana de la Conquista: tomar literalmente las Cartas de relación escritas por Hernán Cortés y enviadas al rey Carlos V entre 1519 y 1524, señalaron ayer historiadores mexicanos.

Durante el coloquio Hernán Cortés: Desembarco y Des-Civilización Americana, efectuado en el Museo Nacional de Antropología e Historia, los participantes llamaron a revisar las misivas desde un punto de vista lógico-simbólico, tomando en cuenta el contexto de su época y de su autor.

El investigador Guy Rozat, del Centro INAH Veracruz, abordó la forma en que los españoles, según asienta la primera de las cartas, que se sabe fue escrita en julio de 1519 dentro de la Villa Rica de la Vera Cruz, justificaron ante el monarca sus ataques a los pueblos indígenas.

En el documento se describe un comportamiento rebelde de los indígenas por su idolatría a falsos dioses, lo cual justifica que pudieran ser amonestados en caso de que rechazar la conversión al catolicismo. Así, esta carta y la segunda, fechada el 30 de octubre de 1520, construyeron una idea de legitimidad del dominio español por el territorio mexica.

La figura del emperador Moctezuma también está algo modificada en las cartas.

Según expuso el investigador, esto se pone de manifiesto cuando “el Moctezuma creado por Cortés” lo reconoce como auténtico gobernante del imperio. Es poco probable que el auténtico tlatoani mexica se comportara de la forma descrita por el conquistador, consideró Rozat. “Al plasmar que el propio Moctezuma sabía que él y su pueblo eran ‘extranjeros’ que habían sido traídos desde años atrás por ‘un señor cuyos vasallos todos eran’, lo que Cortés hizo fue acreditar un legítimo retorno del rey español al poder, y no una conquista”, detalló.

Por su parte, la historiadora Marialba Pastor, en su ponencia Cortés, las crónicas y los cronistas reales, enfatizó la egolatría del personaje de Cortés (1485-1547).

Una egolatría que finalmente influye en el discurso que relata en las cartas a la Corona. “Debe tenerse presente al receptor de las cartas. Cortés no las escribió pensando en el universo entero que hoy las lee desde un sillón, las escribe pensando en agradar a Carlos V”, dijo.

El etnohistoriador Miguel Segundo coincidió en que las cartas son, ante todo, un acto comunicativo y político por medio del cual Cortés buscó ganarse un lugar en el servicio personal de Carlos V.

Revisar tambien

Sentarse a la mesa de Moctezuma

La Casa de México acoge una instalación con los alimentos que sorprendieron a Hernán Cortés ...