Inicio / MASCOTAS / Murió la última tortuga hembra de caparazón blando

Murió la última tortuga hembra de caparazón blando

Solo quedan tres tortugas sobrevivientes: uno en el mismo zoológico y dos individuos más en estado salvaje, cuyo sexo es desconocido.

Es una especie de tortuga asiática cuya longevidad se extiende entre los 80 y 100 años de vida.Medios oficiales chinos

Medios de comunicación chinos informaron el fallecimiento en cautiverio de la última tortuga hembra de caparazón blando. Solo quedan tres tortugas sobrevivientes: uno en el mismo zoológico y dos individuos más en estado salvaje, cuyo sexo es desconocido. El triste final fue reportado a CNN.

La tortuga de Swinhoe o tortuga de caparazón blando de Shanghái (Rafetus swinhoei) fue bautizada en honor del naturalista británico Robert Svayno. Es una especie de tortuga asiática cuya longevidad se extiende entre los 80 y 100 años de vida. Habitaban en China y el norte de Vietnam, pero debido a la contaminación ambiental, la pérdida de su hábitat por deforestación, la caza excesiva para el consumo humano y usos medicinales, su número disminuyó drásticamente. Hasta hace poco, solo cuatro individuos acaparaban todas la esperanza de supervivencia.

El pasado sábado, una hembra de 90 años murió un día después de que expertos locales y extranjeros intentaron llevar a cabo el procedimiento de inseminación artificial. El diario Suzhou Daily asegura que no hubo complicaciones durante el intento, y la causa de la muerte será descubierta tras una autopsia. Además, los expertos han tomado muestras de tejido ovárico de tortuga “para su uso posterior”.

Como resultado, según el periódico chino, ahora solo tres ejemplares de Rafetus swinhoei conocidos por el hombre cargan con todo el legado de la especie: un macho, que vive también en el zoológico Suzhou Rafetus swinhoei, y dos tortugas en estado salvaje en Vietnam, cuyo sexo se desconoce.

Los biólogos estadounidenses estimaron que 217 de las 356 especies de tortugas en la Tierra (aproximadamente el 61%), están en peligro de extinción, o ya se han extinguido.

La alarmante tasa de su desaparición podría afectar profundamente al funcionamiento de los ecosistemas y a la estructura de las comunidades biológicas en todo el mundo. Además, el cambio climático con su consecuente aumento térmico  global para fines de éste siglo, harán que del 76% al 93% de las tortugas verdes sean hembras, ya que el sexo de ésta especie depende de la temperatura.

“Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma: www.nmas1.org”

Revisar tambien

Misteriosa enfermedad mata a perros en Noruega

La Agencia de Seguridad Alimenticia investiga la causa del mal que ha afectado a por ...