Inicio / EL MUNDO / Se abre un infierno en Barcelona; protestas desatan caos

Se abre un infierno en Barcelona; protestas desatan caos

 

 

 

BARCELONA, ESPAÑA.- Huelgas y marchas paralizaron el viernes la región de Cataluña y su capital, Barcelona, en el quinto día de protestas contra las condenas de los dirigentes independentistas.

 

Las autoridades centrales dijeron que se cancelaron 57 vuelos de y a la región debido a la huelga general proclamada por los sindicatos favorables a la independencia. Varios piquetes cerraron los cruces de la frontera con Francia en los Pirineos y quemaron neumáticos o erigieron barricadas en diversas vías a través de la región.

 

Barcelona registra nueva jornada violenta con manifestantes

 

Se redujeron significativamente los servicios ferroviarios y muchos negocios y fábricas permanecieron cerrados. La basílica de la Sagrada Familia, una atracción turística principal en el centro de Barcelona, cerró sus puertas debido a una concentración que impedía el acceso.

 

Miles de personas se sumaron a cinco marchas desde las poblaciones hacia el centro de Barcelona, donde esperan unirse a una concentración masiva con estudiantes y trabajadores. Agricultores participaban con sus tractores de las “marchas por la libertad” organizadas por los grupos independentistas ANC y Omnium.

 

El jueves por la noche se produjeron disturbios en diversas ciudades. En la capital, activistas de ultraderecha, opositores de la independencia, intentaron atacar una protesta separatista multitudinaria.

 

Las autoridades de salud dijeron que 42 personas resultaron heridas, la mayoría en la capital, y la policía regional arrestó a 16 manifestantes, ocho de los cuales quedaron detenidos.

 

Presidente español no descarta ‘ningún escenario’ para Cataluña

 

El ministro interino del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dijo el viernes que las autoridades rastrean a “grupos minoritarios muy organizados que están provocando incidentes en lugares específicos”, y aseguró que “no quedarán impunes”.

 

Un vocero de la Audiencia Nacional de España dijo que un juez ha ordenado el cierre de sitios web vinculados a un grupo en línea detrás de las reacciones multitudinarias de esta semana al encarcelamiento de los líderes separatistas catalanes.

 

Tsunami Democrático ha estado en la mira de las autoridades españolas desde que miles de personas atendieron el llamado del grupo para alterar las operaciones del aeropuerto internacional de Barcelona el lunes, cuando se anunciaron las condenas de los 12 políticos y activistas separatistas.

 

El portavoz, que no estaba autorizado para ser identificado por los medios, confirmó el viernes que la orden de cierre de los sitios web de Tsunami Democrático fue dada por el juez Manuel García Castejón. Se negó a entrar en detalles dado que el caso está sellado.

 

El grupo Tsunami Democrático surgió el 2 de septiembre y en poco más de seis semanas ha sumado cerca de 340.000 seguidores en su principal canal en Telegram, una aplicación de mensajes encriptados.

 

Se ha arrestado a más de 200 personas desde que el movimiento separatista volvió a salir a las calles tras las condenas a nueve políticos y activistas separatistas.

 

Su antiguo dirigente, Carles Puigdemont, evitó el arresto al presentarse voluntariamente a declarar ante las autoridades judiciales belgas por una nueva orden de detención española luego de las condenas.

 

España quiere juzgar a Puigdemont por sedición y malversación de fondos públicos.

 

Puigdemont huyó a Bruselas a fines de 2017 tras el intento fallido de crear una nueva república en la región y desde entonces hace campaña por la independencia en la capital belga.

 

En mayo fue elegido al Parlamento Europeo, pero no pudo prestar juramento porque la junta electoral española dijo que no se presentó en Madrid a jurar la constitución de España.

 

El juez belga no le exigió el pago de una fianza, por lo cual parece improbable que se decrete su extradición en lo inmediato.

 

El dirigente separatista dijo a las autoridades belgas que rechaza el regreso forzado a España. Se le ordenó permanecer en Bélgica, pero sus abogados dijeron que puede solicitar permiso para viajar al exterior.

 

Puigdemont dijo a los periodistas afuera de la fiscalía en Bruselas que no temía a la justicia “de un tribunal justo”.

 

El ministro catalán de seguridad dijo el viernes que la violencia reciente no es representativa del movimiento separatista amplio y pacífico.

 

Revisar tambien

Decenas de incendios asolan el este de Australia

Las conflagraciones, 17 de ellas fuera de control, se registran en zonas rurales de los ...