Inicio / OPINIÓN / Simulación democrática

Simulación democrática

Opinión-colorErick Zúñiga

Se inició el proceso más oscuro, cuestionado y peor controlado en la historia del país, pese a que las autoridades afirman que se trata de las elecciones más vigiladas registradas hasta ahora.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, goza de sus quince minutos de gloria y amenaza, advierte y blande el garrote de su indignación asegurando que no permitirá ilegalidades contra el proceso, mientras maistrillos y familiares postizos de los 43 de Ayotzinapa se rebelan, secuestran agreden, lesionan y clausuran las instalaciones de la institución en Guerrero. Y reiteran que no permitirán los comicios.

Parece más que claro que a tantos kilómetros de distancia no se escuchan los gritos plañideros del funcionario, dedicado más que a garantizar el buen desarrollo de las elecciones intermedias, a divulgar su imagen, aparecer en todos los noticiarios de radio, televisión y en las principales páginas de los diarios nacionales y del extranjero.

A tan ominoso panorama se agrega una guillotina sobre el cuello de los aspirantes a munícipes, diputados o gobernadores; aquel que ataque a un candidato, a un partido e incite a no votar por tales o cuales aspirantes o tales y cuales colores, tendrá prisión de tres meses a seis años más otros castigos en efectivo. Ley en proceso.

Estas elecciones revelan el espíritu fascista de los mexicanos en general. Y no se trata de meterlos a todos en la misma canasta, pero aumentan las agresiones contra el derecho a la opinión, y prohíben revelar malos usos y costumbres de candidatos de dudosa virtud o comprobada militancia delincuencial, mientras agreden al ciudadano común con millones de anuncios sin contenido político o social.

Y para empeorar el panorama, los verdes exoneran sobre reglas del INE y se limpian con las actas del Tribunal Federal Electoral; los listos de Morena, por voz del ejemplar vendedor de leche Betty adicionada con vitaminas y materias fecales, Martí Batres pretende que la PGR sea garante de la pureza de sus candidatos. Y le da 24 horas para responder su solicitud con investigación al calce.

De que son listos, no hay duda. Imposible investigar a cada uno de los miles de suspirantes palomeados por Andrés Manuel, El Peje, que a final de cuentas si les sale alguno vano como en Iguala con Abarca donde el padrino fue precisamente el dueño del partido, podrán recargarse en las autoridades federales y culparlas.

El inicio de las campañas, por lo pronto, ha revelado la carencia de neuronas entre la clase política y más aún de quienes la asesoran, que no han logrado emitir un mensaje con propuestas y se limitan a atosigar con anuncios publicitarios. Venden partidos y candidatos como jabón del perro agradecido contra la roña.

En los primeros tres días de virtual ocupación de los espacios en radio y televisión, se ha observado que para quienes pretenden seguir enchufados en el sistema político nacional, lo único que cuenta son las posibilidades de adentrarse en los fondos públicos sin obligación de explicar su uso.

Sólo así se entiende que al comienzo de la campaña de Silvano Aureoles Conejo hayan llegado seis helicópteros en los que viajaron los jerarcas perredistas, lo que obligó a uno de los usuarios, Carlos Navarrete, a declarar que el partido que preside por delegación de Los Chuchos, hará una campaña austera y el uso de este tipo de transporte “no será una constante”.

Igual que el gobernador ornato de Guerrero y el de Morelos, Navarrete dijo desconocer el costo del alquiler de los aparatos, aunque es habitual en su caso el uso de ese tipo de transporte. Con cargo, naturalmente, a los gastos de todos sus aspirantes a cargos de elección popular. De nuevo: con cargo a nuestros impuestos. ¿Para eso les dan dinero?

Revisar tambien

Asentamientos populares o informales

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Andrea Liliana Gonzalez ¿Alguna vez te haz preguntado en dónde vive la ...