Inicio / SALUD / Su espalda quedó achicharrada por el sol y ahora quiere inspirar a los demás

Su espalda quedó achicharrada por el sol y ahora quiere inspirar a los demás

Las graves quemaduras que una adolescente británica sufrió en su espalda mientras estaba en Cuba están sirviendo para concienciar a la sociedad de las graves consecuencias que la exposición al sol pueden tener en nosotros. La joven de 16 años de edad publicó un post en Facebook en el que describió el calvario que vivió durante sus vacaciones en el Caribe.

Maisie Squires se encontraba en la recta final de lo que debía ser un momento idílico. Había estado junto a su familia en diferentes lugares de la isla y el día que habían elegido para hacer snorkel había una temperatura de más de 35 grados centígrados.

Aunque afirmó que se embadurnó en crema solar, su piel no pudo soportar la intensidad de un sol que le dejó la espalda con unas quemaduras escalofriantes. Bastó una hora para que su tez quedara achicharrada.

“El tiempo pasaba y yo estaba pasándolo muy bien mientras disfrutaba de la vida marina”, afirmó Maisie a Fox News. No me di cuenta de que mi espalda se estaba quemando porque el agua estaba más fría. Estaba concentrada en el buceo”, agregó.

Durante la cena, la adolescente comenzó a notar cómo su espalda y sus brazos le ardían. Apenas pudo dormir del dolor y señaló a la publicación estadounidense que apenas era capaz de moverse. A la mañana siguiente, cuando se miró la espalda, tenía cuatro enormes ampollas. Le esperaban nueve horas de vuelo antes de llegar a Inglaterra y ni la crema que le brindó el doctor del hotel pudo aliviar su dolor.

“Sentía que tenía globos de agua en mi espalda. Podía sentir el líquido en las ampollas cuando me movía. Eran como pompas que hacían relieve en mi camiseta y todo el mundo me miraba. Durante todo el vuelo tuve que sentarme con la espalda arqueada con la cabeza sobre mis rodillas”, sostuvo.

Una visita a la sala de emergencias nada más aterrizar y mucho reposo han conseguido que Maisie mejore. Ahora, con su historia pretende inspirar a otras personas para que no cometan el mismo error que ella, cuya piel era tan sensible que ni siquiera la cremas solar.

“Si no me hubiera puesto crema en la espalda, podría haber sido mucho peor. Espero que la gente vea lo peligroso que es el sol y que mi horrible equivocación haya sido una lección no solo para mí, sino para otras personas”, prosiguió.

Su publicación tiene decenas de miles de interacciones. Tanto la joven como sus padres confirmaron que se puso crema solar pero no fue suficiente. Por eso, ¿qué es necesario hacer cuando se realizan actividades propias del verano como el buceo? La respuesta de los dermatólogos es que las personas con la piel sensible nunca deben estar expuestas al sol durante largos periodos de crema y la mejor opción en tal caso es estar cubiertos.

Una ropa protectora hubiera sido la salvación de Maisie. El argumento que ofrecen distintas asociaciones de dermatólogos es que los daños en la piel son irreversibles y más vale prevenir que curar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que se producen en torno a ocho millones de muertes anuales por cáncer de piel. Su diagnóstico puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, y hay que atajarlo a tiempo.

Las cifras de casos de cáncer de piel en países como España o México están aumentando de manera considerablemente. En el primero se registran unos 4.000 casos de melanoma al año y más de 74.000 de cáncer cutáneo no melanoma, según publicó Redacción Médica. Estos números se han duplicado en los últimos 30 años y amenazan con seguir haciéndolo si no se usa protección.

“Nadie tiene problemas de lavarse los dientes y todo el mundo gasta en ello 6 minutos diarios. Nosotros pedimos un minuto al mes para no morirse”, apuntó Eduardo Nagore, dermatólogo y coordinador con Europa de la campaña `Euromelanoma 2018´ según la publicación médica.

En México, la Clínica de Oncodermatología de la Facultad de Medicina de laUniversidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reportó, tal y como publicó Saludiario, 16 mil nuevos casos al año. Casos como el de la estadounidense Gibson Miller, quien con 24 años de edad en un año vio cómo un pequeño grano que tenía bajo el ojo izquierdo creció hasta que fue diagnosticado como cáncer de piel.

Es época de verano en el hemisferio norte y el riesgo es mucho mayor. Los expertos recomiendan mucha protección solar, ya sea a través de cremas, de sombrillas o tapando el cuerpo. Si se puede prescindir del alcohol, mejor, ya que éste reduce los carotenoides, unos pigmentos que ayudan a bloquear los rayos ultravioleta, mientras que las verduras ayudan a generar estos pigmentos. Todo consejo es bueno para evitar disgustos.

Revisar tambien

El síndrome de la billetera: cuál es la práctica masculina habitual que afecta a la salud vertebral

Dejar la billetera en el bolsillo trasero del pantalón es un hábito muy común entre ...