Inicio / Principales / Vinculan exposición a altos niveles de estrógenos en el útero con el desarrollo de autismo

Vinculan exposición a altos niveles de estrógenos en el útero con el desarrollo de autismo

Un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y del Instituto Estatal del Suero, en Dinamarca, identificó un vínculo entre la exposición a altos niveles de las hormonas sexuales llamadas estrógenos en el útero y la probabilidad de desarrollar autismo. Los resultados se publicaron esta semana en la revista Molecular Psychiatry.

El descubrimiento añade más evidencia que respalda la teoría sobre esteroides sexuales prenatales del autismo propuesta por primera vez hace 20 años.

En 2015, este equipo de investigadores midió los niveles de cuatro hormonas esteroides prenatales, incluidas dos conocidas como andrógenos, en el líquido amniótico en el útero y descubrieron que eran más altos en los fetos masculinos, quienes tiempo después desarrollaron autismo.

Tales andrógenos son producidos en mayor cantidad por los fetos masculinos que por los femeninos, en promedio, lo que también explicaría por qué el autismo ocurre con mayor frecuencia en los niños. Asimismo, se sabe que masculinizan partes del cerebro y que tienen efectos sobre la cantidad de conexiones entre las células cerebrales.

Actualmente, estos mismos científicos tomaron como base sus hallazgos previos para analizar muestras de líquido amniótico de los mismos 98 individuos que evaluaron anteriormente. Las muestras se tomaron del Danbank Biobank, el cual ha recolectado muestras amnióticas de más de 100,000 embarazos.

Esta vez, los investigadores observaron otro conjunto de hormonas esteroides sexuales prenatales, denominadas estrógenos. El trabajo representa el próximo paso importante ya que algunas de las hormonas previamente estudiadas se convierten directamente en estrógenos.

Los cuatro estrógenos analizados mostraron niveles significativamente altos en los 98 fetos que posteriormente desarrollaron autismo, en comparación con los 177 fetos que no lo hicieron. Los niveles elevados de estrógenos prenatales predijeron con más precisión la probabilidad de autismo que los altos niveles de andrógenos prenatales (como la testosterona).

Contrario a la creencia popular que asocia los estrógenos con la feminización, los estrógenos prenatales afectan el crecimiento cerebral y también masculinizan el cerebro en muchos mamíferos.

“Este nuevo hallazgo respalda la idea de que el aumento de hormonas esteroides sexuales prenatales es una de las posibles causas del autismo. La genética está bien establecida como otra de esas causas, y dichas hormonas probablemente interactúan con factores genéticos que afectan el desarrollo del cerebro fetal“, subrayó el profesor Simon Baron-Cohen, Director del Centro de Investigación sobre Autismo de la Universidad de Cambridge, líder del estudio y quien propuso por primera vez la teoría de esteroides sexuales prenatales para explicar el origen de esta afección.

“Estas hormonas elevadas podrían provenir de la madre, el bebé o la placenta. Nuestro siguiente paso sería estudiar todas estas posibles fuentes y cómo interactúan durante el embarazo“, dijo Alex Tsompanidis, estudiante de doctorado en Cambridge quien colaboró en el estudio.

“Este descubrimiento es emocionante porque el papel de los estrógenos en el autismo apenas se está estudiando, y esperamos poder aprender más sobre cómo contribuyen al desarrollo del cerebro fetal en más experimentos. Todavía necesitamos ver si el mismo resultado es válido en las mujeres con autismo“, comentó la doctora Alexa Pohl, quien formó parte del equipo de Cambridge.

Sin embargo, los científicos advirtieron que sus hallazgos no pueden ni deben usarse para detectar el autismo. “Estamos interesados ​​en comprender el autismo, no en prevenirlo“, agregó el profesor Baron-Cohen.

“Este es un excelente ejemplo de cómo un biobanco único creado hace 40 años todavía está cosechando frutos científicos hoy en día de maneras inimaginables, a través de la colaboración internacional“, concluyó el doctor Arieh Cohen, bioquímico del equipo con sede en el Instituto Estatal del Suero, en Copenhague.

Vía: University of Cambridge

Revisar tambien

Documental “El Dorado” de Shakira llega a México el 13 de noviembre

El largometraje estará disponible en más de 60 ciudades de la República Mexicana El Informador/El ...