Inicio / Principales / Vinculan fatiga en la enfermedad de Parkinson con disminución en la presión arterial diastólica

Vinculan fatiga en la enfermedad de Parkinson con disminución en la presión arterial diastólica

Un estudio publicado en la revista Journal of Parkinson Disease reveló que los síntomas de fatiga en la enfermedad de Parkinson (EP) están vinculados con reducciones pequeñas pero persistentes en la presión arterial diastólica (PAD) a lo largo del día. Es importante señalar que la fatiga es un síntoma debilitante común en la EP.

El Parkison es un trastorno lentamente progresivo que afecta el movimiento, el control muscular y el equilibrio. Se considera el segundo trastorno neurodegenerativo más común relacionado con la edad que afecta a casi el 3% de la población cuando cumple los 65 años edad y hasta el 5% de las personas mayores de 85 años. La fatiga es un síntoma no motor incapacitante que afecta a aproximadamente la mitad de todas las personas con EP. Una revisión sistemática sobre el tema, concretada en 2015, confirmó la ausencia de evidencia de alta calidad que respalde cualquier tratamiento particular para la fatiga causada por EP.

“La mayoría de las personas con EP consideran que la fatiga, definida como disminución en los niveles de energía o una mayor percepción de esfuerzo que no es proporcional a las actividades intentadas, es una de sus tres mayores preocupaciones sintomáticas. Pero a pesar de su alta prevalencia y naturaleza incapacitante, sabemos relativamente poco sobre sus causas subyacentes“, explicó el investigador principal Vikas Kotagal, del Departamento de Neurología de la Universidad de Michigan y del Sistema de Salud para Asuntos de Veteranos de Ann Arbor (VAAAHS), en Estados Unidos. “Comprender la base biológica de la fatiga en la EP es un paso clave para diseñar tratamientos efectivos. Este es un objetivo importante para el campo de la investigación clínica de la enfermedad de Parkinson“.

Los científicos realizaron la evaluación de de un estudio transversal de 35 personas con EP reclutadas mediante el VAAAHS, cada una de las cuales usó un monitor de presión arterial de 24 horas para controlar su presión arterial cada hora mientras se encontraban en casa. Los investigadores preguntaron a los participantes sobre la presencia de síntomas de fatiga y los agruparon en dos categorías: aquellos con fatiga y aquellos que no la tenían.

Los datos demostraron que los participantes del estudio con síntomas de fatiga tuvieron una PAD media más baja en comparación con aquellos sin fatiga. Las diferencias fueron más notables en la mañana.

“Este es un hallazgo novedoso que esperamos pueda abrir la puerta a nuevas vías que no han sido exploradas para tratar los síntomas de fatiga en la EP“, indicó el doctor Kotagal. “Esperamos que estos resultados nos ayuden a avanzar hacia mejores tratamientos para la fatiga causada por EP. Si podemos diseñar y probar tratamientos que aumenten la PAD sin empeorar los efectos cardiovasculares dañinos de la presión arterial sistólica (PAS), sería posible mejorar los síntomas de fatiga en la EP. Nuestros datos también tendrían implicaciones sobre los efectos secundarios adyacentes de algunas clases de medicamentos antihipertensivos cuando son utilizados por pacientes que tienen EP y fatiga“.

La PAS, el número más alto que se suele dar cuando se presentan los valores de presión arterial, se usa comúnmente para describir la presión arterial de las personas porque es un buen marcador de aterosclerosis y enfermedad cardiovascular. Generalmente recibe más atención que la PAD, que suele apreciarse en la parte inferior de los baumanómetros digitales. Aunque la PAD recibe relativamente menos atención, puede reflejar mejor el tipo de disfunción autonómica que es común en la enfermedad de Parkinson.

Vía: EurekAlert! – American Association for the Advancement of Science

Revisar tambien

Exhorta Gobierno capitalino a no usar pirotecnia en fiestas patrias

    Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- El Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, a través de ...